attentionHemos cambiado de número de teléfono: 94 403 28 70
basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
15
agosto
2013

EL BIMEDALLISTA OLÍMPICO DE BASQUE TEAM XABI FERNÁNDEZ PARTICIPA DESDE ESTE SÁBADO EN LA FINAL DE LA COPA LOUIS VUITTON CON LA TRIPULACIÓN DEL LUNA ROSSA

Se enfrentará al claro favorito, el equipo de Emirates Team New Zealand en San Francisco. El ganador retará al Oracle en septiembre en la 34 AMERICA´S CUP El regatista, que está muy satisfecho con su adaptación tanto al equipo como al potente catamarán empleado en la competición, asegura que “en el deporte no hay que […]

Se enfrentará al claro favorito, el equipo de Emirates Team New Zealand en San Francisco. El ganador retará al Oracle en septiembre en la 34 AMERICA´S CUP

El regatista, que está muy satisfecho con su adaptación tanto al equipo como al potente catamarán empleado en la competición, asegura que “en el deporte no hay que dar nada por perdido. Siempre se puede soñar con ganar y hay que pelear por lograrlo”

Abajo, Links de video con la entrevista y espectaculares imágenes del LUNA ROSSA y el trabajo de su tripulación

Tras haber logrado la clasificación para disputar desde este sábado la final de la Copa Louis Vuitton con la tripulación del Luna Rossa, el regatista vasco Xabi Fernández (Ibarra, 1976) reconoce estar “muy satisfecho con el trabajo realizado hasta ahora” y, aunque la posibilidad de ganar la competición y clasificarse así para disputar la Copa América aún queda lejos, el bimedallista olímpico de Basque Team ha destacado su adaptación tanto al equipo como a las características técnicas de la embarcación, el nuevo catamarán AC72. “En deporte no puede darse nada por perdido. Siempre se puede soñar con ganar y hay que pelear por lograrlo”, ha explicado en una entrevista concedida a Basque Team.

El catamarán AC72, diseñado para esta competición, presenta enormes cambios de diseño con respecto al AC45, modelo con que el Luna Rossa había navegado hasta ahora. Las dimensiones de un barco “tan innovador, con una potencia enorme, que permite alcanzar los 40 ó 45 nudos con sólo 18 nudos de viento” y un ala rígida de 40 metros (mayor que las de algunos aviones comerciales y el doble de que tienen los AC45) han supuesto para todos los tripulantes “un proceso de aprendizaje muy largo”, realizado además con una gran premura de tiempo por retrasos en la construcción del barco. Para familiarizarse con todas estas novedades y coger nivel de competición, el equipo apenas ha contado con un año, que ha discurrido entre Nueva Zelanda y San Francisco, ciudad que acogerá desde este sábado el desenlace de la Copa Louis Vuitton y, en septiembre en la 34 Copa América.

“Pese a que aprendemos cada día, hemos logrado un rendimiento muy alto”, explica el regatista, quien ocupa precisamente la posición de trimmer de la vela rígida. “Contrariamente a lo que  pueda parecer, el manejo de la vela no es muy diferente ni mucho más complicado que un modelo AC45, aunque tiene muchos controles hidráulicos que te permiten ajustarte la potencia del viento”, resume.

En las últimas cuatro ediciones de la Copa Louis Vuitton –en 2010 no se celebró– el Luna Rossa ha disputado tres finales, de las que ha ganado una y ha perdido dos. Con respecto a sus posibilidades de derrotar al equipo de Emirates Team New Zealand en la final de la Copa Louis Vuitton (gana el mejor de trece ‘matchs’)  y ser quien rete al Oracle en la Copa América, Xabi no quiere restar importancia a la buena trayectoria y “los buenos tiempos” de un rival que hasta ahora ha ganado todos los emparejamientos.