basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar
Atletismo 18
septiembre
2019

“Lo que está claro es que los juegos Olímpicos de Tokyo son el objetivo a corto plazo”

Hemos estado con el atleta de Basque Team Iraitz Arrospide tras proclamarse campeón mundial en los 50 kilómetros. Nos ha contado cuáles son sus próximos retos y objetivos; entre ellos, la obtención del billete para competir en la prueba de maratón de los Juegos de 2020.

“Las temporadas las planeo dependiendo de cómo situemos los diferentes maratones, en este caso la carrera de 50 kilómetros, y en base a ello se trabaja y se hace una planificación. Más no se puede pedir, era mi primer campeonato del Mundo. Era mi primera vez en la distancia y había ciertas incógnitas. La distancia es mayor a lo que estoy acostumbrado y no sabía qué tal iba a responder mi cuerpo , pero por otra parte tenía mucha confianza porque había entrenado muy bien y venía en muy buenas condiciones y el resultado mejor no pudo ser. Al final ser campeón del Mundo es algo que queda en todos los registros, y además conseguir tanto el récord de España como el de Europa, es algo que mejor no pudo ser”.

“Asier Cuevas tenía el récord de España en los 50 kilómetros y en estos últimos tiempos de preparación para estos 50 kilómetros hemos tenido cada vez más relación y es verdad que le he quitado su récord, pero yo creo que está muy contento aun y todo, y le veo muy feliz por lo que yo he conseguido”.

“Lo que está claro es que los juegos Olímpicos de Tokyo son el objetivo a corto plazo. En corto plazo porque vienen ya, aunque yo soy un atleta en progresión todavía. Creo que me pillan un poco pronto porque todavía estoy mejorando y creo que puedo seguir haciéndolo, y los Juegos Olímpicos vienen ya y el tiempo que hay para prepararlos cada vez es más corto. Es un objetivo muy difícil, soy consciente de la complejidad que conlleva. Hay muy pocas plazas y es necesario un nivel extraordinario para conseguirlos, pero lo que está en mis manos es entrenar duro el tiempo que queda, hacer una planificación lo mejor posible, intentar llegar a ese maratón objetivo en las mejores condiciones y conseguir esa plaza”.

“Después de la carrera de los 50 kilómetros me tomé unas pequeñas vacaciones y ahora tendría que estar en Inglaterra, donde resido, pero la Real, que es mi club, me llamó para hacerme un homenaje y hacer el saque en el partido de estreno del nuevo Anoeta. Para mí supone un grandísimo honor. Otro sueño que está sucediendo”.