basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar
Surf 07
junio
2019

“Ganar el primer campeonato de Europa me llena de satisfacción”

Hemos estado con el surfista de Basque Team Aitor Francesena, tras proclamarse campeón de Europa en la categoría AS VI, en Viana do Castelo. Aitor Francesena se proclamó campeón del Mundo en 2016, obtuvo la medalla de bronce en 2017 y quedó muy cerca del podio en 2018, al ser cuarto. Este mes ha sumado otro título a su palmarés, el de campeón continental.

“El campeonato de Europa era la primera vez que se organizaba y ha sido al norte de Portugal, en un sitio que se llama Viana do Castelo, hace dos semanas, y tuve la suerte de ganarlo”.

“Es la primera vez que se hace el campeonato de Europa y ganarlo me llena de satisfacción. Ya tengo el campeonato de Europa que se organiza la primera vez para ciegos y también gané el primer campeonato del Mundo para ciegos que se organizó en 2016. Sobre todo es para mi familia y para mi hija, para que el día de mañana pueda contar que la primera vez que se ha organizado un campeonato de Europa te lo hayas llevado a casa, es algo muy bonito. Ya tengo el de España, el de Europa y el del Mundo. Si alguna vez se organizan el campeonato de surf en los Juegos Paralímpicos, que podría ser en 2024, y lo gano, tendría todos los primeros campeonatos para gente invidente y sería precioso”.

“Ha sido un campeonato súper bien organizado, con olas buenísimas y buen tiempo, y teniendo todo eso, ha estado el factor suerte también conmigo. En las tres mangas antes de la final, en dos gané y en una me ganó el competidor francés. En la final tenía miedo de él. Durante la final, en las dos primeras olas no me situé bien, en la tercera me situé mejor, en la cuarta le pillé el punto, la quinta me salió bien y la sexta me salió perfecta. Una vez de tener un nueve y pico y un diez, ya la manga estaba hecha y aunque quedaban diez minutos, habiendo tenido la suerte de conectar con esas dos olas, llegando desde donde rompían a la orilla de buenas maneras, ya tenía la final en el bolsillo. Los últimos diez minutos fueron disfrutar del momento”.

“Según me dicen los compañeros que las playas son preciosas. Yo lo he visto a mi manera. Puedo decir que es un sitio precioso. Ahora nos queda a final de año el campeonato del Mundo en La Jolla, San Diego, California. Si lo conseguimos, hablaremos de ese triplete”.