basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
Esquí 27
marzo
2018

El esquiador de Basque Team Jon Santacana presenta la medalla de plata obtenida en Pyeongchang y califica como éxito su participación en sus quintos Juegos Paralímpicos

El donostiarra cierra la temporada con tres diplomas paralímpicos y la citada plata, su novena presea paralímpica

Jon Santacana se muestra muy satisfecho con lo realizado en los que han sido sus quintos y últimos Juegos Paralímpicos, los Juegos de Pyeongchang (Corea del Sur). Acompañado por el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, por la coordinadora de la Fundación Basque Team Olatz Legarza y por la Federación Vasca de Deporte Adaptado, Jon ha presentado esta tarde en el Archivo Histórico de Euskadi la medalla de plata cosechada en la supercombinada de la gran cita coreana.

Jon y su guía, Miguel Galindo, se desprendieron de la presión añadida que les suponía ser una de las parejas más laureadas y haber subido al pódium en todas las citas de referencia de la última década, al conseguir la medalla de plata. Los Juegos de Pyeongchang no han sido una excepción y la pareja, una de las más veteranas del circuito, ha vuelto a subirse al cajón. Además de la plata en supercombinada, Jon y Miguel han conseguido dos cuartos puestos, uno en descenso y otro en supergigante y una séptima plaza en gigante. La única espinita ha sido la descalificación del eslalon, al quedarse enganchados en la cuarta puerta.

El deportista de Basque Team se ha colgado metales en cuatro de las cinco citas paralímpicas a las que ha acudido. Ganó tres medallas en Salt Lake City 2002, tres medallas en Vancouver 2010 y dos medallas en Sochi 2014. En Pyeongchang 2018 ha añadido otra más a su extensa colección.

Hay que destacar asimismo, que pese a sus 37 años, Jon ha acumulado también éxitos en las Copas de Europa y del Mundo esta misma temporada. Poco antes de competir en Corea obtuvo una plata en el descenso y un bronce en el supergigante de la Copa del Mundo de Kimberley (Canadá).

Ahora el esquiador donostiarra quiere disfrutar más de las competiciones sin tener tanta presión como la que han tenido en los últimos años. Afirma que su objetivo es poner el broche de oro a su trayectoria en el Mundial de Obersaxen (Suiza), en marzo de 2019.