basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar
Noticias 09
marzo
2018

Jon Santacana comenzará mañana su participación en Pyeongchang con el descenso

El deportista de Basque Team Jon Santacana disputará mañana 10 de marzo a las 01:30, hora de Euskadi, la primera de las cinco pruebas en las que tomará parte en los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang, los que serán sus quintos Juegos.

Descargar horarios y perfil de Jon Santacana

A los ocho años a Jon Santacana le diagnosticaron síndrome de Stargardt, perdida de agudeza y campo visual, enfermedad que le reduce la visión a aproximadamente un 5 por ciento, aunque a él le gusta recalcar que lo importante no es lo que sus ojos ven sino lo que “ve” su cabeza. Sus padres comenzaron a inculcarles a Jon y a su hermano el gusto por la naturaleza y los deportes al aire libre y de ahí nació su amor por el esquí, deporte que ha acabado siendo su modo de vida.

Durante todos estos años llenos de éxitos, entre los que destacan las ocho medallas (tres de ellas de oro) conseguidas en los cuatro Juegos disputados hasta el momento (Salt Lake City, Turín, Vancouver y Sochi) el trabajo de guía Miguel Galindo también ha sido fundamental. Compiten juntos desde 2002 y han convertido un deporte individual en un deporte de equipo, desarrollando una forma de guiar única en el circuito para llegar a ser unos referentes en el esquí adaptado de alto nivel.

En la parte final de su carrera deportiva, Jon Santacana espera mantener la tranquilidad y sueña con poder disfrutar más de lo que ha disfrutado hasta ahora y encontrar la recompensa a nivel vivencial en la cita de Pyeongchang.