basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
_mda6737
Lucha libre 09
noviembre
2016

Maider Unda dice adiós a la competición tras casi dos décadas dedicada a la lucha en su más alto nivel

Acompañada por la Consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco Cristina Uriarte, el Director de Deportes del Gobierno Vasco Jon Redondo, la coordinadora de Basque Team Olatz Legarza y su responsable técnico, Luis Crespo, Maider Unda se ha despedido hoy en la sala de prensa del Gobierno Vasco en Lakua, Vitoria-Gasteiz

Tras una profunda reflexión, Maider se dio cuenta de que la lucha profesional no es a día de hoy su prioridad. La luchadora de BASQUE TEAM ha asegurado que otros aspectos tienen ahora más importancia o peso en su vida que la competición en su más alto nivel, y por eso ha decidido decir adiós.

La alavesa siente que ha tenido mucha suerte durante todos estos años de dedicación a su deporte. Quiere dar las gracias a todo su entorno, y en especial a su preparador técnico Luis Crespo, quien ha sido su apoyo y con quien ha afrontado las competiciones desde el año 2000.

Han sido casi tres décadas de dedicación a la lucha, siendo prácticamente la absoluta dominadora a nivel estatal desde el año 2001. Destacan sobre todo el quinto puesto y el diploma olímpico de Beijing 2008 y la medalla de bronce conseguida en Londres 2012 (que supuso la mejor clasificación olímpica estatal en este deporte), la plata ganada en el Europeo de 2013 celebrado en Tbilisi (Georgia) y las preseas de bronce obtenidas en los campeonatos de Europa en Baku (Azerbaiyán) en 2009 y en Belgrado (Serbia) en 2010, y en el campeonato del Mundo de 2009 en Herning (Dinamarca).

Maider Unda ha sido una de las deportistas que más años ha permanecido ligada a Basque Team, siendo miembro de la fundación desde su inicio, en 2008.

Perfil de Maider Unda

Maider Unda (Vitoria-Gasteiz, 2 de julio de 1977) comenzó a practicar la lucha con tan sólo nueve años en Otxandio. Dio sus primeros pasos en la modalidad de Sambo pero, debido a las pocas alternativas que le ofrecía, dos años después pasó a practicar la lucha libre. Al ser un deporte casi exclusivamente practicado por hombres, durante muchos años Maider tuvo que ejercitarse enfrentándose a chicos, lo que contribuyó a desarrollar su capacidad competitiva y su fuerza.

Maider ha formado parte del equipo estatal desde el año 1998, compitiendo en la categoría de 72 kilos. Desde el año 2001 ha sido la dominadora absoluta de la categoría de más peso de la lucha femenina a nivel estatal. Ha ganado todas las ediciones disputadas en el Campeonato de España, salvo las ediciones de 2006 en la que compitió (y ganó) en una categoría de peso más baja (67 kg) y 2011, cuando una lesión le impidió participar. En total suma 14 campeonatos de España, siendo la luchadora con más títulos en su palmarés.

A nivel internacional acumula también numerosas participaciones y goza de un palmarés envidiable. Son destacables la medalla de bronce conseguida en los Juegos del Mediterráneo del 2001 y la quinta plaza del Mundial del 2007 que le sirvió para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. En 2004, cuando la lucha femenina entró en el programa olímpico por primera vez, ya trató de clasificarse para los Juegos, aunque no obtuvo el billete. Maider decidió entonces volver del del centro de alto rendimiento de Madrid, donde se había estado preparando, para buscar en casa el lugar que se adecuara a sus necesidades.

Con ese cambio empezaron a llegar los resultados. Llegó Beijing 2008, la que fue su primera participación olímpica, en la que logró un meritorio quinto puesto y recibió el diploma, quedándose a un paso de las preseas. En Londres 2012 mejoró su actuación y se colgó la medalla de bronce. El metal supuso la mejor clasificación olímpica estatal en este deporte. Además de sus participaciones en los Juegos, en la trayectoria de Maider son subrayables también las medallas de bronce obtenidas en los campeonatos de Europa de lucha libre de 2009 en Baku (Azerbaiyán) y de 2010 en Belgrado (Serbia) y en el campeonato del Mundo de 2009 en Herning (Dinamarca), y la plata ganada en el Europeo de 2013 celebrado en Tbilisi (Georgia).

Además de saborear las victorias la luchadora alavesa ha sabido superar las lesiones a las que ha tenido que hacer frente durante su carrera: una rotura de pómulo en 2001, una rotura de menisco y ligamento anterior cruzado en 2003, una bursitis en la rodilla izquierda en 2004, una rotura de la triada en 2011… Este año una rotura de fibras le impidió estar en el Campeonato de Europa de Riga, aunque también la dejó atrás para disputar los preolímpicos. Maider peleó hasta el final para poder competir en Río, aunque esta vez la consecución del sueño olímpico no fue posible.

Han sido muchos años de sacrificio y entrega a la lucha. Años en los que ha destacado su caracter competitivo. Incluso después de ser madre, tras los Juegos de Londres, Maider aceptó el reto de tener que recuperar la forma en un tiempo récord, amoldándose además a las revoluciones reglamentarias que iban a llegar a su deporte. Todo este camino de aprendizaje y adaptación lo ha compartido junto a su entrenador, Luis Crespo, con quien se ha preparado desde el año 2000.

Ser una de las luchadoras con mayor proyección internacional, no ha sido obstáculo para que Maider haya desarrollado también otras facetas en su vida. Estudió electrónica, y tras la jubilación de sus padres, tomó junto con a su hermana las riendas del negocio familiar de elaboración de queso con denominación de origen Idiazabal en el caserío Atxeta de Olaeta.