basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
Captura de pantalla 2016-07-15 a la(s) 16.16.29
Atletismo 15
julio
2016

La pertiguista Naroa Agirre protagoniza el programa ‘BAT To Río’ mañana en ETB

La saltadora de BASQUE TEAM hablará sobre su lucha para estar en los Juegos de Río.

Los problemas de espalda le dejaron fuera del Campeonato de Europa celebrado en Amsterdam y ahora espera a una remota invitación para ir a Río.

La saltadora de Basque Team, Naroa Agirre, protagonizará mañana el programa de televisión dedicado a presentar a los deportistas vascos que pelean por estar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 , “Bat to Rio”. En este espacio -programado para las 13:45 horas en ETB-2 y las 21:00 en ETB-1-, Agirre aprovechará para hablar, entre otras cosas, sobre su lucha por estar en los Juegos, sobre sus miedos y sobre la lesión que le ha impedido participar en el Campeonato de Europa del 6 al 10 de julio en Amsterdam.

Naroa Agirre (San Sebastián, 15/05/1979), actual poseedora de la plusmarca española con una marca de 4,56 m, se inició en el atletismo en su colegio, a los 10 años. Comenzó a destacar desde muy joven en este deporte, sobre todo en la prueba de longitud, y no tardaría mucho en ponerse en manos del que actualmente es el director técnico de la Federación Española de Atletismo, Ramón Cid.

Fue más tarde, tras comenzar sus estudios universitarios en Barcelona y empezar a entrenar en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat a los 18 años, cuando esta atleta donostiarra despuntó en salto con pértiga, rompiendo la barrera psicológica de los 4 metros; y fue también entonces cuando logró colocarse entre las cuatro mejores especialistas de España de salto de pértiga y se convirtió en referente de muchas otras atletas femeninas.
A lo largo de los años Agirre ha superado en varias ocasiones aquella primera marca que la situó entre las mejores de España y fue en el año 2003 cuando batió el anterior récord del Estado en esta modalidad, tras realizar un salto de 4,45 metros. Un récord 11 centímetros por debajo de su mejor marca, lograda cuatro años más tarde (2007), de 4,56 metros.

La baja de la saltadora ha llegado en el peor momento. Tras una dura temporada marcada por las lesiones, la donostiarra volvía a recuperar su mejor versión en los últimos tiempos, saltando en dos ocasiones la mínima continental (4,40 metros) que hizo el año pasado y se quedó muy cerca de la mínima olímpica (4,50). Los problemas de espalda han supuesto un duro golpe al dejarla fuera del que hubiera sido su Sexto Campeonato de Europa al aire libre, lo que automáticamente le impide luchar por la plaza Olímpica.
El plazo para alcanzar las mínimas olímpicas ha concluido. Naroa, ha peleado por ello y no lo ha conseguido. Ahora solo queda esperarar una posible invitación de la federación.