attentionHemos cambiado de número de teléfono: 94 403 28 70
basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
Imagen226.jpg
Otros 06
junio
2013

Coronar el Paiju Peak por una vía nueva, el próximo reto de Iñurrategi, Vallejo y Zabalza

6.610 metros de enorme belleza y dificultad que tan solo ha sido ascendido en una ocasión

6 de junio de 2013.- No hay nada más fascinante que adentrarse por lo desconocido*. Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza han presentado esta mañana su nuevo objetivo en la cordillera del Karakórum. Fieles a su filosofía de innovación y reto permanente en sus expediciones, los tres integrantes del equipo Basque Team han encontrado su próximo desafío en la inexplorada cara Sur del Paiju Peak, un coloso de 6.610 metros que presenta por esta un enorme desnivel; mas de 3000 metros desde el campo base.

El Paiju y su imponente silueta son bien conocidos por los montañeros y aficionados al trekking que viajan al Karakórum, ya que se alza junto al glaciar Baltoro, uno de los más extensos del mundo fuera de las regiones polares. La belleza de este seismil ha sido ponderada por cuantos alpinistas han visitado la región, pero su atractivo deportivo ha quedado ensombrecido por la presencia en sus inmediaciones de cuatro de las 14 montañas que superan los ocho mil metros: K2, Gasherbrum I y II, y Broad Peak. “Los escaladores de roca que han visitado esta región generalmente han acudido a las vecinas Torres de Trango en las que centras todos tus esfuerzos en la escalada en roca y apenas existen dificultades de nieve, hielo o mixto. La complejidad del Paiju hace que la logística de la escalada sea mas complicada”, valora Mikel Zabalza.

De esta forma, sólo existe constancia de una ascensión al Paiju Peak, realizada el 21 de julio de 1976 por el equipo formado por dos paquistaníes (Bashir Ahmed y Nazir Sabir) y un norteamericano (Allen Steck). Consiguieron la cima accediendo por su vertiente Norte, la opuesta a la que ahora utilizarán los tres integrantes de Basque Team.

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza han elegido su objetivo tras constatar que tiene todos los elementos para poder practicar escalada + alpinismo del más alto nivel: espolones rocosos vírgenes de más de 1.000 metros de desnivel combinados con vertiginosas laderas de terreno mixto (hielo y roca) antes de acceder a su cumbre. En resumidas cuentas, combina una gigantesca pared vertical con la dificultad del terreno de alta montaña.

Programa y calendario

Los tres montañeros vascos prevén iniciar viaje a mediados de junio, y alcanzar el Campo Base de Paiju, a una altitud de 3.300 metros, hacia el 23 del mismo mes. Con un período de aclimatación estimado en alrededor de dos semanas. Para superar un desnivel superior a los 3.000 metros, calculan que deberán permanecer literalmente colgados de la pared durante más de 10 jornadas.

Las características del terreno harán muy complejo mantener al 100% el estilo alpino al que Iñurrategi, Vallejo y Zabalza han permanecido fieles en sus últimas expediciones. No utilizarán sherpas ni oxígeno artificial, pero recurrirán a unos 300 metros de cuerda adicional que servirá de enlace entre los diferentes campos que instalen en la pared, y por supuesto se verán obligados a vivaquear en la misma pared a medida que vayan ascendiendo, lo que implica igualmente acarrear un equipo más pesado. De esta forma, ascenderán el Paiju Peak en estilo cápsula, que es el término que describe la instalación de campamentos colgantes a medida que se progresa en altura.

En todo caso, una ascensión de este tipo exige una logística muy compleja, y las decisiones finales habrán de adoptarse sobre el terreno, en función de la climatología y las condiciones reales que presente la montaña, algo muy difícil de predecir con antelación.

La expedición al Paiju Peak va a constituir el séptimo proyecto que aborde la cordada de Basque Team, formada por Iñurrategi, Vallejo y Zabalza. Desde el año 2009, estos tres escaladores de élite han abordado conjuntamente expediciones al Makalu, Hornbein, Broad Peak y Nuptse, además de la travesía Transantartika con trineos tirados por cometas. Como en anteriores ocasiones, EDP Naturgas y BBK serán patrocinadores de la expedición.