basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
Imagen164.jpg
Otros 10
enero
2012

Alberto, Juan y Mikel están ya en el campamento del Glaciar Union a la espera de un vuelo

Una avioneta traslado ayer a los montañeros vascos que descansan junto a otros aventureros

 ANTÁRTIDA, Glaciar Union. 10 de enero de 2012. Relax a la espera del regreso a casa. Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza están ya instalados en el campamento del Glaciar Unión, en las montañas Ellsworth, la única instalación privada existente en el continente antártico. Desde aquí, la empresa Adventure Network International (ANI) proporciona soporte logístico y transporte a buena parte de las expediciones que se aventuran en el continente helado, incluida la NATURGAS/BBK TRANSANTARTIKA 2011.

Tras concluir ayer lunes sutravesía de 55 días, los miembros del equipo de BAT Basque Team estaban ya recogidos en su tienda a la espera de un transporte para el día siguiente cuando recibieron la sorpresiva visita de una avioneta, que en apenas 15 minutos les trasladó hasta el campamento y les obligó a retrasar cuatro horas sus relojes para adaptarse al horario oficial chileno.

Los integrantes de la expedición NATURGAS/BBK TRANSANTARTIKA 2011 están ahora a la espera de un vuelo que les lleve a Punta Arenas (Chile), desde donde podrán enlazar el vuelo de vuelta a casa. Pero el verano austral y la coincidencia con el centenario de la llegada de Amundsen al punto más meridional de la Tierra ha provocado cierto overbooking en la estación polar: el próximo vuelo al continente saldrá el día 12, y está ya completo.

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza siguen durmiendo en la tienda de campaña que les ha acompañado a lo largo de toda su travesía, pero durante el día tienen la ocasión de visitar los barracones de Union Glacier Camp,todo un lujo asiático comparado con las condiciones que han soportado a lo largo de 55 jornadas. Los responsables de la empresa norteamericana ANI ya les han dado la bienvenida y han brindado por el éxito de su aventura. Y, a la espera del avión que les transporte a Punta Arenas, los tres están disfrutando de la compañía y la charla con alpinistas y aventureros de todo el mundo, que estos días comparten sus experiencias en este remoto campamento antártico.