attentionHemos cambiado de número de teléfono: 94 403 28 70
basqueteam fomenta el deporte de alto nivel del País Vasco
Imagen27.jpg
Otros 23
julio
2009

Expedición al Everest por el corredor Hornbein.

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza vuelven al Everest por el corredor Hornbein y en estilo alpino.

Vuelven y en estilo alpino. Apenas tres meses después de su última expedición al Makalu, Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza regresarán a la cordillera de los ochomiles, al Himalaya, para intentar de nuevo una ruta de dificultad extrema en estilo alpino, la modalidad del motañismo que renuncia a la asistencia de sherpas, el uso de oxígeno suplementario, la instalación de campamentos de altura o las cordadas previamente instaladas. En esta ocasión el objetivo es el EVEREST (8.848 metros), pero por la ruta más dificultosa, que tan sólo en una ocasión ha sido coronada tal como los tres montañeros pretenden hacerlo ahora.

El Corredor HORNBEIN surca directamente una pared de 3.000 metros en la vertiente norte de la montaña más alta del mundo. Frente a la masificación que en los últimos 20 años ha llevado a que se superen las 4.000 ascensiones a la cima por las dos rutas más accesibles, la vía que pretenden ascender Iñurrategi, Vallejo y Zabalza sólo se ha ascendido con éxito en siete ocasiones, y de ellas sólo una sin oxígeno y en el más puro estilo alpino. La última ascensión por esta ruta data del año 1991, lo que da una idea de su dificultad.

La nueva expedición de Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza vuelve a apostar por el estilo alpino, que reivindica la esencia del alpinismo puro y renuncia a ayudas como equipar la ruta con cuerdas en los tramos más difíciles, montar campos de altura previos, utilizar oxigeno artificial o porteadores de altura. Se trata de apostar por la dificultad en detrimento del éxito a toda costa, de reivindicar una cierta manera de abordar este deporte en la que tan importante como lograr la cima es la manera como se aborda el reto.

La expedición NATURGAS HORNEBEIN 09 partirá a finales de agosto, y tiene previsto alcanzar el Campo Base –que se instalará, a unos 5.700, en el glaciar Rongbuk, bajo la cara Norte de la montaña más alta del planeta- en la primera semana de septiembre. Previamente, los tres expedicionarios habrán iniciado un programa de aclimatación a la altura pionero, puesto que lo llevarán a cabo sin salir de casa, mediante varias sesiones en una cámara hipobárica o simulador de altitud. Ya en el Campo Base, la aclimatación se completará ascendiendo el Collado Norte (7.000 metros) y un campamento a 7.400 metros en la arista Noreste del propio Everest. El ataque a la cumbre, siempre sujeto a las condiciones meteorológicas, está previsto en principio a partir de la última semana de septiembre.

La nueva aventura emprendida por Iñurrategi, Vallejo y Zabalza vuelve a contar con el patrocinio de la Fundación BAT Basque Team y la empresa Naturgas, que apoyan a tres montañeros de élite, que acumulan nada menos que 25 ochomiles. Los tres cuentan con experiencia contrastada en el estilo alpino, modalidad en la que han escalado el Shisha Pangma, el Lhotse, el Cho Oyu, el Aconcagua o el Lempo Gan.